La Rioja, lunes 21 de mayo de 2018
 
Secciones Noticias Servicios
Buscador   - - - - - - - - - -
Desde
Hasta

Categorías   - - - - - - -
Opciones de búsqueda
La Empresa   - - - - - - - -
Contacto  - - - - - - - - - -
» Email
sic@sicnoticias.com.ar
» Teléfono / Fax
54 (0380) 442-8093
» Personalmente
Remedios de Escalada 1362

Inicio » Locales » Noticia completa
04/01/2010   Infomación General - Beder Herrera
REPORTAJE AL GOBERNADOR BEDER HERRERA
Intimista y autocrítico, Beder Herrera reconoció errores y asumió la responsabilidad política de haberse equivocado, cuando eligió a funcionarios, que reemplazó días pasados · Notable, que un político de envergadura acepte que falla · ¿Una "rara avis"?.

Sin hablar de nadie en particular -pese a los cambios de funcionarios que está realizando- el Gobernador admitió que el único responsable es él, cuando debe reemplazar a miembros de su gabinete, que no trabajan lo suficiente.

Llegó caminando, solo, sin custodios, policías ni funcionarios. La invitación era a la mañana, pero sin horario fijo, en su finca de viñedos y olivos en Anguinán, cerca de Chilecito. Este cronista llegó y, al preguntar por el Gobernador, le respondieron: “salió a caminar, allá va, ¿lo ve?” Muy lejos, se veía una pequeña figura, caminando sola a un costado de la ruta y deteniéndose en las fincas de la zona a mirar las plantas.

Varios minutos después, llegó Beder Herrera, finalizando su solitario recorrido. Ataviado con un sombrero, una camisa, bermudas y sandalias, era lo más alejado que uno puede imaginarse de un Gobernador, si no le conoce desde antes. Como dijimos en otra entrevista, allí está su “lugar en el mundo “. Y lo disfruta a pleno.

Cordial, como es su hábito, invita a pasar y, luego de una ducha y cambio de indumentaria, propone ubicarse en la galería de su casa, un rincón tranquilo, que le permite desgranar sus pensamientos sin distracciones.

Buena parte de las respuestas de ésta nota con DERF, parecen dirigidas hacia algunos miembros de su gabinete que aún permanecen en sus cargos, un aspecto del que éste cronista se percató al transcribir la grabación. ¿Un indicio de más cambios? ¿Una tenue advertencia de que “aún están a tiempo de zafar”? Esta es la entrevista:

- DERF: Le cito una frase de un reciente discurso suyo, en un acto de asunción de nuevos funcionarios. Dijo: "Al decidir quién ocupa estos cargos -refiriéndose a cambios en el gabinete- muchas veces quien se equivoca es el Gobernador".. Usted, a lo largo de estos dos años y diez meses de gestión que lleva, ¿siente que se equivocó, que cometió errores?

- BEDER HERRERA: ¡Sí, por supuesto!. Yo -como cualquier otro ser humano- con toda humildad, debo ser uno de los que más se equivoca. Y me equivoco porque… (hace una pausa) esa frase que usted citó, la dije en ocasión de estar haciendo cambios de funcionarios. Y la dije porque es muy fácil hacer quedar mal al funcionario que se va. Como que él es quien ha fracasado, y muchas veces no es así.

Sino que, el Gobernador, en éste caso, fue quien pretendió que esa persona -que no tenía las características, las cualidades para ese trabajo- y lo puso ahí y bueno, no anduvo del todo bien. Muchas veces, a esa persona si la ponemos en otro Ministerio o en otro lugar y con otras tareas, realmente puede realizarse mejor. Es feliz con su trabajo, entiende mejor, se relaciona mejor y eso nos ocurre.

Por eso yo le he dicho -en otra entrevista que usted me recordaba recién- que es tan difícil formar un gabinete. Es difícil, desde dos puntos de vista: primero, porque las personas que están colaborando, deben entender y deben comprender la filosofía de gobierno. Cuáles son las líneas y los pensamientos que tenemos en el gobierno.

Nosotros tenemos varios pensamientos claves en nuestro gobierno, y que son directores en nuestro accionar. Y hasta que ellos (los funcionarios) lo entienden y lo maduran, pasa un período. Pero, muchas veces pasa el tiempo y realmente no los pueden desarrollar, por distintos motivos. A eso me refería (en la frase citada del discurso), de que, más que cargar las tintas con los funcionarios que salen, es mejor decir la verdad y (aceptar) que nosotros también nos hemos equivocado.

- Hay una característica de su gestión y que -en lo personal- me llama la atención. Usted no es hombre de hacer muchas reuniones de gabinete, sino, más bien, de encontrarse individualmente con sus funcionarios. Y recién me decía que -a veces- no comprenden la idea de gobierno. No le pido una autocrítica, pero, ¿Puede ser que -por no hacer reuniones conjuntas con todo un gabinete- resulte que no todo el mundo comprende el mismo pensamiento de una sola vez?

- No. A mí me resultan más positivas las reuniones personales, con Ministros y Secretarios, porque conversamos largamente sobre las políticas del área. Creo que son mucho más beneficiosas. Usted imagínese, por ejemplo, ponerme a conversar de producción con el Ministro de Salud y que escuche horas, sin intervenir.

Creo que es mejor que las reuniones de gabinete se hagan por áreas, para que sean fructíferas y hablando todos el mismo idioma. Yo, a un Ingeniero Agrónomo, ¿le voy a hablar de salud primaria, de antibióticos, o de remedios que hay que comprar? No se puede hablar de eso. Si bien todo el mundo sabe que la salud es una de las políticas de estado fundamentales de nuestra gestión, pero, en lo concreto, hay que reunirse con las áreas y yo tengo muy buena relación y diálogo directo con todas las áreas.

- Creo que yo formulé mal la pregunta. Me refería a la "bajada de línea" política, dicha, no en términos partidarios, sino decirles: 'en mi gobierno, quiero que tal cosa sea así'...

- No, yo la hago personalmente y con cada uno.

-¿Ajustar las tuercas de la maquinaria?

- Sí, sí, lo hago con cada uno. Y tengo, también una relación por teléfono, por mensaje o por mail. Permanentemente, quiero que me estén comunicando qué están haciendo y que estén preguntándome. Muchas veces ellos (los funcionarios) me dicen: 'es que yo no lo quiero molestar', pero no es ninguna molestia. Es mí trabajo y debo cumplir con él. Hasta las doce de la noche y desde las seis de la mañana, pueden preguntar. Por supuesto, si me llaman a las tres de la mañana, yo creo que es un tanto incómodo (se ríe)

- Usted tiene otra característica -si me permite que se la mencione- que es la de centralizar mucho, en su persona, todas las decisiones. Es decir: todo lo controla, todo lo vigila, en el buen sentido de la palabra, y todo lo decide usted. ¿No cree que eso, tal vez, le ocupe demasiado tiempo?

- El (poder) Ejecutivo es uno solo. Mucha gente está confundida con eso.

- Sí, es unipersonal...

- Es unipersonal. El Ejecutivo es un poder y lo ejerce el Gobernador. Y todos los funcionarios son secretarios del Gobernador. Todos (lo enfatiza). Y la responsabilidad (política) es del Gobernador y yo no tengo qué delegarla. Creo que la gente no me ha elegido, y, además, la Constitución no establece, que el Gobernador delegue las facultades.

Lo que sí puedo hacer, es distribuir el trabajo. Pero siempre, absolutamente controlado. Yo creo que Presidente o Gobernador que delega las funciones, directamente es porque no anda bien. Salvo que, le toque, con mucha suerte, elegir Ministros o Secretarios que realmente piensen lo mismo que él y cuiden lo mismo.

Fíjese que hay muchas quejas cuando, a veces, se delegan funciones de un poder en otro. Y eso que allí, sí, hay una delegación permitida por la Constitución. Y así y todo, la gente se indigna, al periodismo no le gusta, cuando se delegan atribuciones legislativas. Pero... el poder es uno. El Poder Ejecutivo es uno, y hay que ejercerlo y hay que estar trabajando todo el tiempo.

Ahora... la persona que no trabaja, que no se levanta temprano, que no pregunta: ¿qué está haciendo uno? ¿Qué hace fulano, qué hace mengano? Y bueno... ese es mejor que delegue, si no trabaja.

- Usted me dejó "picando" la repregunta... En lo político, ¿el poder no se comparte?

-No... no es eso, no es eso... Con el poder político, yo soy una persona que -a diferencia de muchos- comparto más de lo que piensan. Tengo una relación personal con todos los políticos y usted ve que todo el Peronismo -salvo escasísimas personas- están trabajando conmigo. Hasta hay matices, en el mismo Justicialismo. Fíjese en la Cámara de Diputados, que hay cuatro o cinco matices, y así y todo, todos están trabajando conmigo.

Eso significa que yo no estoy haciendo un monopolio (del poder) sino que estoy compartiendo con todos, la política que hacemos. Y al compartirla con todos, llega la paz, la tranquilidad, y llega algo que hace mucho que no se hacía en La Rioja: que la dirigencia trabaje y tenga un rol. Hoy, si hay un dirigente trabajando, por decirle un ejemplo, en las políticas de parcelamientos productivos, está feliz, está ocupado.

Antes estaban sentados en los bares, hablando, tratando de hacer una declaración criticando a alguien para poder existir. Eso cambió. Ahora, el dirigente, está actuando positivamente en la política, no negativamente. Además, en política, el oficialismo tiene que actuar positivamente y dejarle las críticas a la oposición.

- Una en broma... ¿El zorro sabe por zorro y sabe por viejo?

- Yo por los dos (risas)

- Si los tiene ocupados a todos trabajando, no tienen tiempo de andar en intrigas políticas.

- Mire... ellos están felices de ésta manera. Creo que lo más importante, que yo quería rescatar, era el gesto de valorar nuevamente al dirigente. Que no crea la gente que es un vago, que anda por ahí, que es el que mejor vive, no, no.

Yo creo que es fundamental el rol de la dirigencia en la provincia y en todo el país. Yo no podría hacer erradicaciones de ranchos a 25 27 o 30 mil pesos, sin la dirigencia. ¡No lo podría hacer nunca!.

Y sé que cuando un dirigente tiene sus cinco erradicaciones de ranchos y se levanta temprano y las controla, porque las tiene que controlar porque si no, no se hacen... Y bueno, a ese dirigente se le mete muy adentro en el alma, cuando entrega las llaves de la casa a esa familia y la ve que sale de un rancho de plástico y entra a la dignidad de una cama, de un baño instalado, de agua corriente y energía eléctrica....

Ahí están devolviéndole al rol al dirigente, y es todo lo contrario a lo que se hacía antes. Antes era cháchara. Ahora los dirigentes están trabajando.

- ¿No hay alguna autocrítica, y no lo digo de usted en particular...

- Yo tengo muchas autocríticas...

- No, yo se lo pregunto en éste sentido: que hayan pasado veintiséis años de democracia y recién ahora, con la gestión suya, en éste último año y pico, desde que empezó el programa de erradicación de ranchos, ¿recién ahora estemos haciendo esto, acá en La Rioja?

- Es algo muy doloroso... Mire, yo al último acto de gobierno del año lo hice en Los Colorados (un paraje a mitad de camino entre Chilecito y La Rioja). Allí viven unas doce familias, ahora, porque ya se fueron las demás. Ese fue un enclave por el ferrocarril. Y si hay un lugar absolutamente inhóspito en La Rioja, es ese. La gente no tiene agua, no tiene baños, ni energía eléctrica y no tiene casas, porque con las vigas y los durmientes han hecho unos ranchitos, que los hemos mandado a fumigar, porque eran verdaderos nidos de vinchucas.

Y usted ve a la gente... La pobreza, cuando ya es indigna, lastima de tal manera que cala muy hondo y genera resentimiento, en el chico, en la persona. Y, fíjese, el último gobierno que les hizo algo era el del General Perón, que les construyó una escuelita ahí. Y dio la casualidad de que nosotros volvimos a hacerles las doce casas allí.

Y ese lugar es hermoso, porque les vamos a hacer las viviendas, les haremos una sola entrada, porque ahí está la Cueva del Chacho, Los Colorados (una imponente formación rocosa rojiza de unos 200 millones de años), que son bellezas extraordinarias de La Rioja. Haremos que la ruta entre por ahí, y también les vamos a hacer micro emprendimientos de conejos, de abejas, para que esa gente pueda vivir con dignidad y ganándose ellos su dinero y sin dádivas, dándoles la oportunidad de mejorar sus vidas. Y, por supuesto, les vamos a hacer una perforación para que tengan agua, y, por ahora, hasta que hagamos la red de energía, les pondremos un generador, para que tengan unas 12 horas diarias de energía eléctrica.

- Vuelvo al comienzo de la nota, y con esto voy cerrando. Cuando un Gobernador tiene que desprenderse de un funcionario, en el cual confió en su momento y le falló porque no estuvo a la altura de lo que esperaba de él, ¿siente como que le arrancaron un pedacito del corazón?

- A mí me duele sacarlos, me duele...

-¿Es duro sacar a alguien?

- Es muy duro tener que sacar a alguien. A mí me duele y me cuesta mucho. Será por eso, quizás, que demoro mucho. Pero yo tengo que entender que el gobierno no es cosa mía. Que es cosa del Estado, que es cosa de todos y yo tengo que tomar las medidas. Así que hago de tripas corazón y tomo la medida, ¿eh?

Y espero que, con la gente que nombramos, podamos corregir lo que no hicimos bien. Pero, generalmente, el tema es que hay cosas que no se han hecho. Esas son las que más me duelen: cuando se pueden hacer y no se hacen . Ahora, cuando hay cosas que no se hacen, porque no hay un peso y no se puede, o no se dan las circunstancias, ahí uno aguanta.

Pero cuando se pueden hacer las cosas y no se hacen, a mí me duele mucho y ese es uno de los grandes problemas que tiene La Rioja: hay muchas cosas que se pueden hacer y no se hacen. ¿Y sabe por qué? Básicamente, por desidia.

- Somos flojos los riojanos...
- Diría que somos flojos...
- Gracias, doctor.
- Un gusto, amigo, como siempre.
Por Omar Barberis · Corresponsal DERF La Rioja (DERF) 

Usuarios Registrados
Usuario
Clave
¿Cómo registrarse?
Encuesta
Como es la seguridad en La Rioja?
Excelente
Muy buena
Buena
Regular
Mala
Publicidad






  Copyright 2004 SIC Noticias | Todos los derechos reservados
Desarrollo de aplicaciones y sitios web de alta calidad